Trastornos bucales

Sensibilidad dental: cómo evitarla este verano

La sensibilidad dental puede resultar muy molesta, en especial en verano cuando consumimos bebidas y alimentos fríos. En este post explicamos cómo evitarla.

Helados, granizados, refrescos con hielo, fruta bien fría… Son tentaciones que en esta época del año, y con las olas de calor, no podemos evitar. La sensibilidad dental la puedes sufrir en cualquier estación del año. Sin embargo, la sensación de dolor se incrementa en verano con el consumo de todos estos productos que nos apetecen bien fríos.

 

Causa de la sensibilidad dental

Generalmente, la causa de la sensibilidad dental es la reducción de la capa externa que protege los dientes, el esmalte dental.

Sin embargo, esta sensación desagradable también puede tener su orígen en la retracción de la encía. Cuando hay una patología gingival, la encía puede llegar a retraerse tanto que deje la raíz de la pieza dental al aire. Entonces, determinados factores externos afectan a los nervios y cuasan dolor. Alguno de esos elementos son las bajas temperaturas, o la acidez o dulzor de ciertos alimentos.

Por tanto, para no sufrir hipersensibilidad en los dientes, lo más recomendable es mantener una salud bucodental. Evitar al máximo la pérdida de esmalte y reforzarlo. Y asegurarte que tus encías están fuertes y sanas, realizando los tratamientos adecuados en caso contrario.

 

Consejos para evitar la hipersensibilidad en los dientes:

En el caso de que, por una u otra causa, estés ya sufriendo los estragos de la sensibilidad dental, te vamos a dar algunos consejos para que la evites al máximo. Esperamos que, de esta forma, puedas pasar unas vacaciones y sin privarte de nada.

1.-  Cepíllate los dientes con mucha suavidad. Es muy importante si padeces de sensibilidad en los dientes, que no te cepilles los dientes de forma muy agresiva. El cepillado debe ser adecuado técnicamente, pero lo suficientemente suave para no dañar el esmalte ni las encías. El cepillo que utilices también puede ser más o menos agresivo. Trata de adquirir uno adecuado a tu problema, que sea de cerdas más suaves o con la forma más redondeada. Tu dentista puede explicarte la mejor forma de cepillarte o recomendarte el cepillo que más te convenga. Si resides en Las Palmas, puedes realizar una consulta a Clínica López Quevedo.

2.- Utiliza productos específicos para la sensibilidad dental. Existen en el mercado productos pensado específicamente para dientes sensibles. Sería el caso de determinadas pastas de dientes o líquidos de enjuague bucal, por ejemplo. Estos productos son menos agresivos y están formulados para crear una capa que proteja el esmalte.

3.- No consumas alimentos demasiado ácidos. Los productos demasiado ácidos (cítricos, vinagres, vinos…) contribuyen al desgaste del esmalte dental. No se trata de que los elimines de tu dieta, pero sí de que reduzcas su consumo.

4.- Espera un poco antes de beber líquidos recién sacados de la nevera. Cuando Puedes esperar un momento a que se equilibren con la temperatura ambiente, y evitarás el exceso de frío.

5.- Trata el bruxismo si lo padeces. Apretar o hacer rechinar los dientes les supone un gran deterioro. Ese desgaste, provoca hipersensibilidad. Si sospechas que tienes tendencia a apretar o rechinar los dientes, acude a tu odontólogo. Un diagnóstico y tratamiento a tiempo te evitará males mayores.

6.- No abuses las piscinas con cloro. El cloro también resulta ser un producto abrasivo para el esmalte dental. En verano, aumenta la exposición a este químico, por la afluencia en las piscinas. Si sufres sensibilidad dental, trata de encontrar alternativas, como piscinas sin cloro o baños en espacios naturales.

7.- Controla las malas costumbres que dañan la boca. Trata de no morderte las uñas o usar palillos de dientes. Para limpiar tus espacios interdentales son mejor los cepillitos específicos o la seda dental.

 

Tratamiento para la sensibilidad dental

 

Todos estos consejos pueden ayudarte a reducir las molestias que produce la sensibilidad dental. Sin embargo, para erradicar el problema, lo mejor es atacar la causa que lo produce en primera instancia.

Por todo esto, si padeces hipersensibilidad en los dientes, lo que debes hacer es acudir a tu odontólogo. Éste diagnosticará la patología que te produce la sensibilidad. Como hemos dicho antes, podría tratarse de una enfermedad periodontal, una caries o cualquier otro problema que afecte al esmalte.

Si resides o pasas tus vacaciones en Las Palmas, tus odontólogos están en Clínica López Quevedo. No dudes en contactar o pedir cita y pasa un verano sin prescindir de lo que te gusta. ¡Felices vacaciones!