Sin categoría

Recesión de encías: causas, síntomas y consejos

Recesión de encías: causas, síntomas y consejos

La recesión de encías es un trastorno que genera la retracción de las encías. Este retroceso gingival deja al aire la raíz de la pieza dental, que antes estaba protegida por el tejido. Esta enfermedad puede tener múltiples causas y genera diferentes problemas, tanto estéticos como para la salud de la dentadura.

 

Problemas que ocasiona la recesión de encías

Respecto a los daños estéticos, el resultado de la recesión gingival es una dentadura que recuerda a las calaveras. Esto es debido a que asoma toda la pieza dental. Esto puede causar también inseguridad a la hora de mostrar la dentadura y hace que los gestos y la sonrisa dejen de ser naturales.

En cuanto a los trastornos para la salud, la recesión de encías es causa directa de hipersensibilidad dental. Se hace difícil consumir alimentos a temperaturas un poco extremas, tanto frías como calientes. Puede llegar a ser molesto incluso el aire frío del invierno o el de un aire acondicionado en verano.

Otro problema asociado al retroceso de las encías es el aumento de las probabilidades de sufrir caries. Al quedar la raíz del diente al descubierto, como es una zona más delicada, queda desprotegida y es fácil que sea atacada y dañada. Si esto sucede también es más complicada la reconstrucción de la pieza, al estar dañada en su base.

 

Causas de la recesión gingival

Existen muchos factores que pueden provocar la recesión de encías. La existencia de una enfermedad gingival previa o la genética serían algunos de ellos.

Otras causas tienen que ver con hábitos perjudiciales para la salud bucodental y relacionados con la ansiedad,  como morderse las uñas y/o la punta de un boli o apretar la dentadura (bruxismo).

También puede estar causada por problemas en la formación bucal como un frenillo que tense en exceso, una dentadura con las piezas mal posicionadas o una encía ya de por sí débil.

Si se ha utilizado un tratamiento de ortodoncia de forma incorrecta también podría ocasionar el retroceso de la encía.

 

Síntomas de la retracción de encías

La detección temprana de la recesión de encías es fundamental para empezar a ponerle remedio y frenar su avance antes de que los daños sean muy graves. Algunos síntomas de alarma que pueden hacerte sospechar que padeces recesión gingival son:

  • Dientes más alargados de lo normal
  • Halitosis
  • Inflamación de las encías
  • Sangrado gingival
  • Sensibilidad dental
  • Molestias al masticar
  • Piezas dentales con cierta movilidad

Si detectas el primero o una combinación de varios de estos síntomas no tardes en acudir a tu odontólogo. Éste, a través de diferentes tests podrá diagnosticar si sufres recesión gingival.

Una vez diagnosticada, no existe un tratamiento que regenere los tejidos que ya se han perdido. Sin embargo, sí que hay algunas acciones que se pueden llevar a cabo para retrasar al máximo la pérdida de encía.

 

Siete consejos para frenar la retracción de la encía

1.- Cepíllate los dientes de forma adecuada

El cepillo debe ser de cerdas suaves y estar en buenas condiciones, procura substituirlo a menudo si es necesario. El cepillado tampoco debe ser brusco.

2.- No fumes

La nicotina y el resto de componentes del tabaco son el peor enemigo de las encías. Si eres fumador trata de buscar ayuda para dejar este hábito.

3.- Da prioridad a ciertos alimentos en tu dieta

Algunas frutas, como la manzana, consumida a mordiscos, ayudan a mantener la salud de tu dentadura y encías. También todos los alimentos que contengan vitaminas C y D y calcio son altamente recomendables.

4.- No uses piercing en la lengua

Cualquier cuerpo extraño en tu boca puede dañar tus encías por el roce.

5.- Usa la seda dental correctamente

Debes tener cuidado al introducirla, no bajarla de golpe, sino con movimientos de balanceo.

6.- Visita a tu dentista de forma regular

De esta forma podrás conocer el estado de tus encías y si necesitas recibir algún tratamiento. Recuerda que las enfermedades periodentales pueden derivar en la recesión de encías.

7.- Trata de poner remedio si padeces bruxismo

Puedes utilizar una cédula de descarga y buscar tratamiento para reducir tus niveles de ansiedad o estrés.





Tratamiento contra la recesión gingival en Las Palmas


El tratamiento contra la recesión de encías depende de si el estado es muy avanzado y de la salud bucodental de cada paciente.

Por ello, lo más recomendable es acudir a tu centro odontológico para que te revisen y te recomienden el tratamiento más adecuado a tu caso.

En Clínica López Quevedo, tus dentistas en Las Palmas, estaremos encantados de examinarte y buscar soluciones a tu problema. Contáctanos. ¡Te esperamos!