Clínica López Quevedo

Salud bucodental del recién nacido

l.masaje-oral-amp-cepillo-de-dientes-nt_1378714076    

  • En el 70% de los casos en los que se transmite la caries al recién nacido hay una relación genética bacteriana entre madre e hijo.
  • Pero, además de la genética, también hay un riesgo muy elevado de transmitir las bacterias causantes de la caries a través de la saliva con hábitos como el de utilizar la cuchara del bebé para probar la comida, chupar el biberón o el chupete.
  • El contagio precoz producido por agentes cariógenos primarios (bacterias S. mutans y S. sobrinus) puede producir caries temprana en la infancia. Si se consigue retrasar esta infección primaria, se reduce el riesgo de desarrollar caries en el futuro.
  • Para prevenir este contagio, los progenitores deben someterse a los tratamientos restauradores necesarios así como llevar a cabo las terapias antisépticas y con fluoruro oportunas.
  • Una correcta higiene oral y adoptar hábitos saludables ayudan también a prevenir la caries infantil.
  • Los dentistas recomiendan limpiar los primeros dientes de leche después de las comidas con una gasa o cepillo pediátrico ultrasuave, y no dejar al bebé acostado con el biberón (salvo que sea de agua).