ortodonia invisible

Ortodoncia invisible Invisalign: funcionamiento y ventajas

La ortodoncia invisible Invisalign es un tratamiento que se aplica mediante aparatos transparentes y extraíbles, por lo que resulta muy estético. Los alineadores que se utilizan para la corrección de la dentadura se realizan de forma personal y a medida de cada persona. Para ello se realiza un meticuloso estudio de la dentadura del paciente.


Gracias a la ortodoncia invisible Invisalign se puede reparar la incorrecta posición de los dientes. Estas correcciones mejoran la dentadura a nivel estético, sin alterar la imagen del paciente mientras dura el tratamiento. Esto ayuda a la persona a mejorar su autoestima eliminando los complejos que pueda producir una dentadura desalineada.


Pero además, otra de las ventajas de  la ortodoncia invisible Invisalign, es que se pueden enmendar problemas funcionales. Es decir, aquellos trastornos que van más allá de la estética, y que influyen negativamente en la mordida y otras funciones bucodentales, como la dicción.


Este tipo de ortodoncia transparente ha revolucionado el sector de la ortodoncia. Actualmente está siendo una de las fórmulas más usadas para la rectificación de trastornos en el posicionamiento dental. Esta técnica nació hará ahora 20 años de la mano de la empresa Invisalign, tras multitud de investigaciones tratando de mejorar las técnicas de ortodoncia utilizadas hasta el momento. Durante todos estos años, esta tecnología ha ido evolucionando y prefeccionándose todavía más.

 


¿Cómo funciona la ortodoncia invisible Invisalign?

 

En cada arcada se coloca un alineador casi invisible, que se fabrica a medida para el paciente. Gracias a la trasparencia del material con el que está fabricado, apenas resulta visible.


Este alineador efectúa una fuerza sobre la dentadura para reparar la incorrecta colocación de las piezas dentales. Gracias a esta presión se corrigen problemas dentales como el diastema, que es la separación en los incisivos superiores. También otros problemas de malposición de los dientes, como la mordida cruzada o la sobremordida.


Los alineadores se sustituyen cada cierto tiempo para adaptarlos a la nueva posición de los dientes. Normalmente este intervalo es quincenal. Y se adaptan los aparatos según la etapa del tratamiento.


La duración del tratamiento con la ortodoncia invisible Invisalign la decidirá el dentista dependiendo de las necesidades del paciente y del estado de su dentadura. Habitualmente, no supera los dos años e incluso puede ser necesario solo durante unos meses.

 


Ventajas de la ortodoncia invisible Invisalign

 

Las ventajas de realizar un tratamiento con ortodoncia invisible Invisalign son muchas.


En primer lugar se trata de un procedimiento mediante el cual se pueden eliminar muchos complejos del paciente. Tanto después del tratamiento, como durante el proceso. No solo mejora la estética de la sonrisa una vez que se ha finalizado, sino que no afea la dentadura con hierros antiestéticos mientras dura el tratamiento.


En segundo lugar, también es mejor la higiene dental que con los aparatos tradicionales. El motivo es que los alineadores se pueden retirar, tanto para comer como para limpiar la dentadura.

Otros tratamientos de ortodoncia, en cambio, son fijos y deben llevarse las 24 horas del día. Sin embargo, con Invisalign, puedes descansar unas horas por día, y aprovechar esos intervalos para comer y lavar tus dientes de la manera habitual.

Si deseas más información sobre la ortodoncia invisible Invisalign en Las Palmas, consúltanos. En Clínica López Quevedo somos especialistas en este tipo de tratamientos. Luce la mejor sonrisa con Invisalign.