desgaste de los dientes, higiene dental, salud bucodental, Salud bucodental infantil

Fluor para los dientes: ¿por qué hace falta?

El flúor es un elemento químico  presente en muchos productos para la higiene dental. En esta entrada vamos a explicaros por qué es beneficioso para los dientes.


Multitud de productos para los dientes incorporan fluoruro entre sus componentes. Sabemos que es un elemento importante porque los fabricantes lo destacan en sus publicidades. Pero tal vez no sepamos con exactitud porqué este mineral beneficia a nuestra salud buco-dental.


A continuación, vamos a resolver algunas cuestiones sobre el flúor.

Qué es el flúor

El flúor es un mineral presente en la  corteza terrestre. Desde ahí, se distribuye a través de la tierra a otros elementos de la naturaleza, como algunos alimentos o yacimientos de agua.


Durante los años 30 se descubrió que las personas que consumían agua de depósitos fluorados padecían menos caries que los que vivían en zonas sin este mineral en el agua. Diferentes investigaciones han llegado a misma conclusión sobre la relación del flúor en el agua y la reducción del porcentaje de personas con caries en la población. Diversas entidades recomiendan la fluorización las aguas públicas a los responsables de su gestión, entre ellas, la
Organización Mundial de la Salud.


¿Cómo actúa el flúor?

El flúor trabaja en prevención de la caries, actuando a dos niveles:

  1. Dientes en desarrollo: en los bebés, niños y adultos, el fluoruro se acumula en los huesos y dientes en formación, y los fortalece antes de que erupcionen
  2. Piezas dentales ya erupcionadas: el flúor contribuye fortaleciendo el esmalte de los dientes adultos

Vamos a explicar más concretamente cómo trabaja el flúor:


La saliva humana tiene momentos de mayor o menor acidez. Cuando es más ácida (tras la ingesta de alimentos) provoca la desmineralización del calcio y fósforo que hay bajo los dientes. Cuando es menos ácida, repone estos minerales, que son los que ayudan a fortalecer los dientes. Si durante este proceso de remineralización están presentes las cantidades correctas de fluoruro, los minerales serán más duros. De esta manera, el refuerzo de la dentadura será mucho mayor.


Muchos especialistas recomiendan suministrar una pequeña dosis de dentífrico fluorado a los niños desde su primer diente. De esta forma se prevee la aparición de la caries dental desde la infancia.


¿Cómo saber qué niveles de flúor son adecuados?

Para saber si nuestros niveles de consumo de fluoruro son suficientes, lo primero que habrá que averiguar es si el agua de la zona que habitamos está o no fluorada. Si no se dispone de esa información, es posible solicitarla a las autoridades públicas pertinentes o a la empresa que nos dispensa el agua (si el servicio es privado). También existen laboratorios que realizan estudios de las aguas y a los que podemos solicitar un análisis. Los valores ideales de fluorización del agua están entre 0.7 a 1.2 partes por millón.


Si el agua de nuestra zona ya contiene flúor, con usar una pasta de dientes fluorada será suficiente. Esto nos proporcionará una correcta salud bucodental. Esto, claro está, siempre y cuando no tengamos una alta predisposición a sufrir caries. Si nuestra predisposición es alta, lo mejor es consultar a nuestro odontólogo por si necesitamos algún tratamiento extra. 


Si el agua potable de nuestra zona no está fluorada, artificial o naturalmente, lo ideal es acudir a nuestro dentista. Éste nos prescribirá los suplementos de fluoruro necesarios. Si resides en Las Palmas, en Clínica López Quevedo podemos ayudarte a resolver todas tus dudas. Si necesitas más información sobre cualquier otro tema relacionado con tu salud bucodental y la de los tuyos, no dudes en contactarnos.