salud bucodental

El deporte y la salud dental en Las Palmas

El deporte y la salud dental están ligados porque la práctica del deporte puede afectar el bienestar de la boca. La alta ingesta de bebidas azucaradas y la falta de salivación durante el entrenamiento no son favorables para los dientes de los deportistas.

Nuestros dentistas en Las Palmas se preocupan por que los deportistas lleven a cabo el entreno con más seguridad y sin preocupaciones acerca de la afectación en su salud dental.

 

Salud dental para deportistas

El primer consejo que dan nuestros dentistas en Las Palmas es que los deportistas tomen consciencia acerca de la cantidad de bebidas azucaradas que consumen durante el entrenamiento, antes o después.

Mirar en la etiqueta la cantidad de azúcar que contiene el producto es un buen consejo para tomar en cuenta antes de comprar las bebidas y así escoger la que menos cantidad contenga.

La posibilidad de que un deportista presente caries es alta, en vista de que es costumbre que ingieran bebidas azucaradas y gaseosas para hidratarse.

Se ha verificado que presentar problemas en la cavidad oral tiene como consecuencia periodos de bajos resultados en la competición. Numerosos estudios avalan la idea que los mediadores inflamatorios son el origen de un descenso de la capacidad física del deportista y en algunas ocasiones pueden llegar a producir la baja del deportista en cuestión.

Los deportistas suelen estar sometidos a estrés lo cual a nivel bucal se traduce en bruxismo y a su vez esta patología dental desembocará en dolor de espalada, cuello y cabeza. La prevención es vital en la salud oral de un deportista.

Según el Informe de Salud Periodental de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, la periodontitis puede facilitar la alteración del sistema cardiovascular e inducir alteraciones en el metabolismo de la glucosa. La alteración del rendimiento deportivo se relaciona con la periodontitis.

En vista de los resultados obtenidos acerca de la salud dental y el deporte, los dentistas en Las Palmas recomiendan el ejercicio como una forma de reducir los riesgos sistémicos asociados a las periodontitis y siempre tomando en cuenta los riesgos que se corren al alterar el rendimiento deportivo.