Your address will show here +12 34 56 78
dientes blancos

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos dentales más demandados. Junto a la ortodoncia, te ayuda a lucir una sonrisa perfecta. Esto permite a muchas personas superar complejos y sonreír de manera natural, sin esconder su boca al hacerlo.


A continuación, desde Clínica López Quevedo, tu dentista en Las Palmas, respondemos algunas dudas sobre el blanqueamiento dental.


¿Dónde puedo acudir para recibir un blanqueamiento dental?

En primer lugar, debes saber que el blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico. Es decir, se trata de un proceso que debe llevar a cabo un profesional de la odontología. No es algo simplemente estético y puede ser peligroso realizarlo de forma casera. Tampoco es recomendable acudir a centros estéticos donde no haya profesionales odontólogos.


Además, el procedimiento requiere de estudios previos para que no ponga en peligro la salud buco-dental. Hay que descartar riesgos gingivales y dentales. También habrá que decidir qué tipo de tratamiento es el más recomendable según el paciente.


Si resides en Las Palmas, puedes acudir a Clínica López Quevedo. Te informaremos de todo y realizaremos los estudios pertinentes para ofrecerte la mejor solución personalizada. Puedes solicitar tu cita con tu odontólogo en Las Palmas aquí.


¿Cuánto tiempo duran blancos los dientes tras el tratamiento?

Los efectos del tratamiento tienen una duración de más de año y medio. Sin embargo, transcurrido ese tiempo, los dientes pueden volver a oscurecerse.


El tiempo de duración de los efectos del blanqueamiento dental, dependerá en gran parte de las costumbres del paciente. Sin embargo, independientemente de los hábitos de vida, con el tiempo los dientes cambian siempre su color.


Por otro lado, estos tratamientos no son eficaces con absolutamente todos los tipos de manchas. Para aquellas que el blanqueamiento no puede eliminar, existe la posibilidad de aplicar carillas para taparlas. De esta manera, el resultado será perfecto.


Por último, para que el resultado sea más perdurable, se pueden tomar medidas y tratamientos posteriores al blanqueamiento. Tu dentista te informará sobre qué consejos seguir en función de tu historial.


¿Qué tipos de blanqueamientos dentales existen?

Hay distintas clases de blanqueamiento dental, según la técnica que se utilice. Te los explicamos para que tengas información de las posibilidades que existen. Sin embargo, deberá ser tu odontólogo quien te asesore sobre el tratamiento que más te conviene.



Blanqueamiento dental que se aplica en casa

Este blanqueamiento se aplica en casa. Sin embargo, el diagnóstico, material y seguimiento, lo debe llevar a cabo un dentista profesional. Para blanquear los dientes se utiliza un gel blanqueador que se aplica a través de unas férulas. Estas férulas se fabrican especialmente y a medida del paciente. La persona debe llevarlas puestas durante el tiempo que aconseje su odontólogo.


Fotoactivación

La principal ventaja de este tratamiento es que sus efectos son casi inmediato. Se realiza en consulta mediante la aplicación del gel de blanqueamiento con una protección especial. Después, el dentista aplica tecnología por luz para activar el tratamiento.


Blanqueamiento dental interno

Es aquel blanqueamiento que se realiza para recuperar el color de los dientes tras una endodoncia. Requiere de varias sesiones en la clínica dental.


Como te decíamos, la elección de uno u otro tratamiento o la posible combinación de más de uno de ellos, debe basarse en el consejo de tu odontólogo. Para ello, consulta a tu clínica dental en Las Palmas lo antes posible y empieza a lucir la sonrisa perfecta. ¡Te esperamos!

0

Clínica López Quevedo, higiene dental, salud bucodental

Es una costumbre habitual en muchos hogares usar algún tipo de colutorio tras cada cepillado. Se trata de un hábito que, sin duda, aporta un extra de frescor en la boca. Pero puede que te preguntes si se trata de un gesto imprescindible para tu higiene dental. Si resulta necesario para que la limpieza sea completa o para prevenir ciertos problemas. En definitiva, si lo que quieres es conocer los beneficios del enjuague bucal, aquí te ofrecemos 8 de ellos.

Ocho beneficios del enjuague bucal

  1. Combate el mal aliento. La mejor manera de combatir el mal aliento es atacando la causa. En muchas ocasiones, el origen de la halitosis son los restos de comida que pueden quedar en la boca y las bacterias que se originan en ellos. En estos casos, es importante intensificar el cepillado y utilizar seda dental. El enjuague bucal final puede ayudar a eliminar restos y aportará frescor al aliento.
  2. Reduce la sensibilidad dental. Muchas personas sufren de este molesto problema. El origen puede ser unas piezas dañadas o no cepillarse correctamente. Los síntomas se agravan cuando se ingiere comida o bebida fría. Los colutorios ricos en fluoruro de sodio o en nitrato potásico están diseñados para fortalecer la dentadura. Si los dientes están más fuertes, la sensibilidad dental disminuirá.
  3. Ayuda a curar las aftas. Para esto existen colutorios específicos de venta en farmacias. Funcionan reduciendo las bacterias que provocan las llagas. Aunque el sabor no es tan agradable, por ser un producto medicinal, merece la pena su uso temporal.
  4. Previene la caries. Se trata de uno de los principales beneficios del enjuague bucal. El colutorio refuerza el esmalte dental y mantiene las bacterias bajo control. Estas dos acciones ayudan a evitar que aparezcan caries en los dientes.
  5. Evita la gingivitis durante el uso de ortodoncia. Mientras se usa un aparato de ortodoncia, el cepillado resulta insuficiente para una higiene completa. Existen colutorios específicos para personas en tratamiento de ortodoncia.
  6. Fortalece las encías. Tener unas encías fuertes es importante siempre. Pero en determinados supuestos, como cuando se usan prótesis dentales, la importancia aumenta. Si las encías están débiles, las prótesis provocarán heridas. El fortalecimiento de las encías es uno de los beneficios del enjuague bucal. Para los trastornos de las encías, como la gingivitis, se aconsejan colutorios suaves, que no contengan alcohol. Los hay con aceites esenciales, con povidona yodada o con sales metálicas. Para la casos como la periodontitis se aconseja la clorhexidina, por su acción antiséptica.
  7. Reduce las infecciones bacterianas por sequedad bucal o xerostomía. La saliva cumple una función antibacteriana. Cuando existe sequedad bucal se está más expuesto entonces a infecciones. La eliminación de bacterias es uno de los principales beneficios del enjuague bucal. Para estos supuestos se aconsejan aquellos que contienen triclosan, vitamina E, flúor y sales minerales.
  8. Actúa como antifúngico. En caso de infección por hongos, también pueden encontrarse en farmacias productos específicos muy efectivos y curativos.

 

En resumen, los beneficios del enjuague bucal son numerosos. Básicamente elimina restos de comida, preveyendo así el mal aliento y la caries. Pero, como hemos visto, dependiendo de su composición va a cumplir funciones más específicas si es necesario. Para saber cuál te conviene más, lo mejor es consultar a tu odontólogo. Si vives en Las Palmas, estaremos encantados de ayudarte con ésta y cualquier otra consulta que necesites realizar.

0