Your address will show here +12 34 56 78
Trastornos bucales

La sensibilidad dental puede resultar muy molesta, en especial en verano cuando consumimos bebidas y alimentos fríos. En este post explicamos cómo evitarla.

Helados, granizados, refrescos con hielo, fruta bien fría… Son tentaciones que en esta época del año, y con las olas de calor, no podemos evitar. La sensibilidad dental la puedes sufrir en cualquier estación del año. Sin embargo, la sensación de dolor se incrementa en verano con el consumo de todos estos productos que nos apetecen bien fríos.

 

Causa de la sensibilidad dental

Generalmente, la causa de la sensibilidad dental es la reducción de la capa externa que protege los dientes, el esmalte dental.

Sin embargo, esta sensación desagradable también puede tener su orígen en la retracción de la encía. Cuando hay una patología gingival, la encía puede llegar a retraerse tanto que deje la raíz de la pieza dental al aire. Entonces, determinados factores externos afectan a los nervios y cuasan dolor. Alguno de esos elementos son las bajas temperaturas, o la acidez o dulzor de ciertos alimentos.

Por tanto, para no sufrir hipersensibilidad en los dientes, lo más recomendable es mantener una salud bucodental. Evitar al máximo la pérdida de esmalte y reforzarlo. Y asegurarte que tus encías están fuertes y sanas, realizando los tratamientos adecuados en caso contrario.

 

Consejos para evitar la hipersensibilidad en los dientes:

En el caso de que, por una u otra causa, estés ya sufriendo los estragos de la sensibilidad dental, te vamos a dar algunos consejos para que la evites al máximo. Esperamos que, de esta forma, puedas pasar unas vacaciones y sin privarte de nada.

1.-  Cepíllate los dientes con mucha suavidad. Es muy importante si padeces de sensibilidad en los dientes, que no te cepilles los dientes de forma muy agresiva. El cepillado debe ser adecuado técnicamente, pero lo suficientemente suave para no dañar el esmalte ni las encías. El cepillo que utilices también puede ser más o menos agresivo. Trata de adquirir uno adecuado a tu problema, que sea de cerdas más suaves o con la forma más redondeada. Tu dentista puede explicarte la mejor forma de cepillarte o recomendarte el cepillo que más te convenga. Si resides en Las Palmas, puedes realizar una consulta a Clínica López Quevedo.

2.- Utiliza productos específicos para la sensibilidad dental. Existen en el mercado productos pensado específicamente para dientes sensibles. Sería el caso de determinadas pastas de dientes o líquidos de enjuague bucal, por ejemplo. Estos productos son menos agresivos y están formulados para crear una capa que proteja el esmalte.

3.- No consumas alimentos demasiado ácidos. Los productos demasiado ácidos (cítricos, vinagres, vinos…) contribuyen al desgaste del esmalte dental. No se trata de que los elimines de tu dieta, pero sí de que reduzcas su consumo.

4.- Espera un poco antes de beber líquidos recién sacados de la nevera. Cuando Puedes esperar un momento a que se equilibren con la temperatura ambiente, y evitarás el exceso de frío.

5.- Trata el bruxismo si lo padeces. Apretar o hacer rechinar los dientes les supone un gran deterioro. Ese desgaste, provoca hipersensibilidad. Si sospechas que tienes tendencia a apretar o rechinar los dientes, acude a tu odontólogo. Un diagnóstico y tratamiento a tiempo te evitará males mayores.

6.- No abuses las piscinas con cloro. El cloro también resulta ser un producto abrasivo para el esmalte dental. En verano, aumenta la exposición a este químico, por la afluencia en las piscinas. Si sufres sensibilidad dental, trata de encontrar alternativas, como piscinas sin cloro o baños en espacios naturales.

7.- Controla las malas costumbres que dañan la boca. Trata de no morderte las uñas o usar palillos de dientes. Para limpiar tus espacios interdentales son mejor los cepillitos específicos o la seda dental.

 

Tratamiento para la sensibilidad dental

 

Todos estos consejos pueden ayudarte a reducir las molestias que produce la sensibilidad dental. Sin embargo, para erradicar el problema, lo mejor es atacar la causa que lo produce en primera instancia.

Por todo esto, si padeces hipersensibilidad en los dientes, lo que debes hacer es acudir a tu odontólogo. Éste diagnosticará la patología que te produce la sensibilidad. Como hemos dicho antes, podría tratarse de una enfermedad periodontal, una caries o cualquier otro problema que afecte al esmalte.

Si resides o pasas tus vacaciones en Las Palmas, tus odontólogos están en Clínica López Quevedo. No dudes en contactar o pedir cita y pasa un verano sin prescindir de lo que te gusta. ¡Felices vacaciones!

0

blanqueamiento dental, estética dental, perdida de esmalte dental, Tratamientos

Las manchas en los dientes pueden provocar que te sientas incómodo al sonreír. Si quieres saber por qué aparecen y cómo tratarlas, te lo explicamos aquí.


Las causas por las que aparecen las manchas en los dientes pueden ser muy diferentes. Según su color, tendrán uno u otro orígen. Conocer los motivos por los que aparecen te ayudará a prevenirlas. Si ya es tarde para la prevención, también existen tratamientos profesionales con las que eliminarlas. De esta manera podrás mostrar tu sonrisa sin avergonzarte.


Clases de manchas en los dientes y sus causas


Como decíamos, las manchas en los dientes pueden tener
distinta tonalidad (blanca, marrón o amarilla) y de ella dependerá su causa. Las más habituales son las amarillas. Te hablamos de todas ellas a continuación.


Manchas amarillas en los dientes


Las
manchas amarillas en las piezas dentales son producidas por un desgaste del esmalte dental. El esmalte es la capa exterior de los dientes y la que les sirve de protección. Muchas veces, además del tono amarillo, se puede apreciar cierta transparencia en los bordes de las piezas. Al faltarles protección, estas piezas dentales quedan también afectadas por un extra de sensibilidad. Por ello, pueden doler al ingerir bebidas o alimentos fríos, demasiado calientes o demasiado dulces.


El orígen de este desgaste en los dientes suele ser el
exceso de ácidos. Incluso los ácidos de los propios jugos gástricos pueden resultar corrosivos para tu esmalte. Trata de reducir el consumo de vinagre y también de cítricos, como el limón.


Ciertos
productos blanqueantes también provocan corrosión en el esmalte. Un exceso de tiempo o fuerza en los cepillados también puede resultar agresivo para las piezas dentales. Por último, el bruxismo (hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes) también resulta perjudicial para el esmalte dental.


Manchas marrones en los dientes


Para evitar las manchas marrones en los dientes, deberías reducir el consumo de ciertas sustancias. La más perjudicial es el tabaco. Si eres fumador, dejar el hábito mejorará la estética de tu dentadura y, por supuesto, tu salud general.


El café, el té y el alcohol, también pueden contener colorantes que manchen tu dentadura. Estas sustancias, además, pueden llegar a
desequilibrar la flora bacteriana de tu boca, favoreciendo la aparición del sarro. El sarro es el causante de diferentes trastornos bucodentales, entre ellos, la caries.


Manchas blancas en los dientes


Si aprecias
manchas blancas en tus dientes, puede tratarse de una descalcificación de la pieza dental. La falta de calcio en el esmalte, deja el diente desprotegido, por lo que es más fácil que en el futuro aparezca una caries.


Si no se mantiene una exhaustiva higiene durante el uso de
aparatos de ortodoncia, es más fácil que aparezcan este tipo de manchas. Si es así, cuando se retiren los brackets, habrá que realizar un tratamiento para evitar las caries en la zona.


Cuando las manchas son debidas a algún problema o
carencia durante la formación de la dentadura, pueden corregirse a nivel estético con una carillas.



Prevención de las manchas en los dientes


Para no sufrir la aparición de manchas dentales, debes seguir los consejos que hemos dado anteriormente para cada tono de mancha.
Evitar los alimentos o hábitos que provocan cada tipo de mancha, es lo mejor para prevenirlas.


Otra recomendación es seguir una
correcta higiene buco-dental. Para ello, cepilla tus dientes tras cada ingesta, enguágate con colutorio y usa seda dental, cepillitos o un irrigador para tus espacios interdentales.


Además debes visitar al dentista periódicamente y realizarte una
limpieza profesional en tu odontólogo para eliminar el sarro, una vez por año.



Tratamiento para eliminar las manchas dentales


En los centros odontológicos se realizan
tratamientos de limpieza profesionales que eliminan las manchas dentales más superficiales. En una sola sesión y sin dolor, podrás recuperar el color natural de tus dientes.


Para las manchas que no son superficiales, también existen
tratamientos blanqueadores. Consulta en tu centro el tipo de tratamiento que te conviene más.


Otra solución es la de implementar
carillas dentales, con las que lucirás una sonrisa blanca y brillante. Las carillas son láminas de porcelana que cubren la parte delantera del diente y tapan las manchas dejando una dentadura perfecta.


Recuerda, que si necesitas un tratamiento odontológico en
Las Palmas, en Clínica López Quevedo tenemos los mejores profesionales. No dudes en contactarnos. ¡Te esperamos!

0

Sin categoría, Tratamientos

La extracción de una muela del juicio es una intervención bastante común. En esta entrada te explicamos el porqué y también cómo es la recuperación.

Cómo se realiza la extracción de una muela del juicio

 

Es el odontólogo quien, tras realizar la revisión oportuna, deberá evaluar si las muelas del juicio pueden acabar ocasionando problemas y si es aconsejable su extracción:

Si la extracción es necesaria, se realizará de forma distinta según el estado de la muela.


  • Si la muela del juicio ya ha erupcionado, se extraerá mediante los métodos estandarizados. Es decir, el dentista aplicará anestesia local y la sacará con el instrumental habitual.
  • En cambio, si la muela del juicio no ha erupcionado o bien ha erupcionado parcialmente, la extracción será quirúrgica. Esto significa que se debe realizar una incisión en la encía para extraer la muela. Normalmente la anestesia será local también, aunque podría recurrirse a la anestesia general si fuera necesario.

Curas tras la extracción de una muela del juicio


Tras la extracción de las muelas del juicio, el proceso de recuperación total suele ser de una o dos semanas.


Después de la intervención es totalmente normal sentir dolor, no hay que preocuparse. También es habitual que la zona del corte sangre, incluso durante todo el primer día o más. Para controlar el sangrado, se utiliza una gasa, que debe apretarse durante los primeros 20 minutos. Esta gasa deberá irse substituyendo constantemente mientras continúe saliendo sangre.


Si el cirujano tuvo que suturar la incisión de la operación, habrá que eliminar los puntos una vez que la herida haya cicatrizado


Ocho consejos para la recuperación tras la extracción

 

A continuación os ofrecemos una serie de consejos para una mejor recuperación:

 

  1. Dolor: colocar hielo sobre la mandíbula ayuda a disminuir la sensación de dolor
  2. Descanso: usar almohada cuando se permanece tumbado. Esto hará que la cabeza se mantenga por encima del nivel de los pies
  3. Dieta: lo mejor es ingerir alimentos en forma líquida o blanda mientras la herida esté cicatrizando. No consumir productos con semillas, ya que podrían acumularse en la zona de la extracción y generar una infección.
  4. Higiene: prestar mayor atención a la higiene bucal, en especial a la de la zona donde se ha extraído la muela del juicio. Realizar enjuagues bucales con agua tibia y sal cada 2 o 3 horas: esto ayuda a la herida a cicatrizar. También se previenen infecciones
  5. Medicación: tomar antiinflamatorios, analgésicos o antibióticos, según haya prescrito el odontólogo
  6. Ejercicio físico: no realizar sobreesfuerzos o ejercicios de gran intensidad mientras dura el proceso de recuperación
  7. Tabaco: no fumar como mínimo durante las primeras 24 horas
  8. Líquidos: no beber líquidos a temperaturas demasiado elevadas


Síntomas tras la extracción de las muelas del juicio

Después de la intervención para la extracción de una muela del juicio, pueden darse una serie de trastornos. La mayor parte de estos síntomas son intrascendentes y duran poco tiempo. Sin embargo, ante cualquier síntoma preocupante, es mejor prevenir y realizar una consulta en el centro donde te han realizado la operación.


Los vemos a continuación:

  • Sensación de entumecimiento en la boca (sólo debería durar unas horas y tras la operación)
  • Fiebre (puede darse, aunque no es lo habitual)
  • Náuseas y/o vómitos (esto puede ser a causa de la anestesia)
  • Dolor de mandíbula, sequedad o agrietamiento en los labios (esto es por la posición con la boca abierta durante la operación)
  • Hematoma en el rostro: puede producirse un cambio de color en la piel de la mejilla, con apariciones de morados
  • Protuberancia en el lugar donde estaba la muela. Estos abultamientos suelen ser el hueso donde se encontraba insertada la muela del juicio. Si con el tiempo no disminuye el bulto o si molesta, podría hacer falta intervenir nuevamente para reducir dicha protuberancia.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad. Si resides en Las Palmas, puedes visitarte en Clínica López Quevedo y te ayudaremos con todo lo referente a tu salud bucodental. Contáctanos, te esperamos.  

0

salud bucodental, Trastornos bucales

La caries interproximal es la que se forma en el espacio que existe entre dos dientes. En esta entrada te explicamos qué es y cómo tratarla y prevenirla.

La caries es uno de los problemas más comunes en la salud bucodental de la población en general. En el caso de la caries interproximal, el daño se agrava ya que, al darse en el hueco entre dos piezas dentales, acaba afectando a las dos.



Qué es la caries interproximal


Se trata de un tipo de caries que se genera en el espacio que hay entre los dientes. Esto sucede porque es la zona donde con mayor facilidad se acumulan restos de alimentos, lo que genera placa bacteriana y sarro.


Esta clase de caries la padecen con más frecuencia aquellos que tienen los dientes apiñados, o quienes usan ortodoncia o prótesis. Esto es así porque estas circunstancias propician que se acumulen los restos de alimentos.


Otro factor que agrava la situación de las caries interdentales, es que la estructura de la pieza dental no es tan fuerte en el lateral como en la zona donde se mastica. A causa de esto, la caries interproximal avanza mucho más rápido. Por tanto, si no se diagnostica a tiempo, puede acabar llegando hasta el nervio, provocando serias molestias. Llegados a este extremo, habría que proceder a realizar una
endodoncia.



Síntomas y diagnóstico de las caries interdentales


La sintomatología de la caries depende siempre de lo avanzada que esté la afectación del diente. Si la caries consigue atravesar el esmalte de la pieza dental, puede empezar a generar dolor.


Si, por el contrario, la dentina o la pulpa dental no han sido afectadas, lo único que experimentará la persona es sensibilidad dental. Cuando la caries causa daños en la pulpa de la pieza dental, puede provocar dolor, incluso cuando no se realiza ninguna acción con la dentadura.


Las caries interdentales son más complicadas de diagnosticar, ya que no se evidencian a simple vista, hasta que su estado es muy avanzado. Por ello, muchas veces el odontólogo sólo puede detectarlas a través de una placa.



Tratamiento de las caries interproximales


La técnica de reparación de la caries interproximal es la misma que para cualquier caries.

La única diferencia es que será necesario comprobar cuántos dientes están dañados. Si la caries ha afectado a dos piezas, se rehabilitarán las dos a la vez.


El procedimiento es el siguiente:

  • Si está afectado sólo el esmalte: puede aplicarse un tratamiento para su autorreparación.
  • Cuando está afectada la dentina: se deberá realizar un empaste.
  • En caso de que esté muy extendida: puede ser necesaria una endodoncia
  • Si la gravedad hace que la pieza dental sea irreparable: puede ser necesaria la extracción.



Prevención de la caries interdental


El mejor tratamiento contra la caries siempre es la prevención. Para ello es necesario mantener una buena salud bucodental. Esto se consigue con una dieta adecuada, evitando el tabaco y siendo exhaustivo con la limpieza dental. Para una correcta higiene dental, se recomienda usar seda o cepillos interdentales y un colutorio, para completar el cepillado.


El
Consejo General de Dentistas de España ofrece las siguientes recomendaciones para prevenir la caries:

  • cepillar los dientes a diario
  • usar pasta dental con flúor
  • utilizar seda dental o cepillo interproximal
  • evitar al máximo los productos azucarados o ácidos
  • una limpieza profesional anual
  • visitar al odontólogo de forma regular


Si vives en Las Palmas, en Clínica López Quevedo te ayudaremos a prevenir la caries y cualquier otra dolencia que pueda afectar a tu salud bucodental. ¡Te esperamos!

0

ortodoncia, Salud bucodental infantil

Los brackets caseros pueden parecer una solución para ahorrar dinero, pero son inefectivos y peligrosos. Te explicamos sus riesgos para la salud.

Hoy en día proliferan en internet los artículos y vídeos para realizar todo tipo de cosas en casa. Cuando los objetos a realizar están relacionados con nuestra salud, hay que tener especial cuidado.Se necesitan años de estudios y materiales adecuados para fabricar cualquier artículo relacionado con el tratamiento de una enfermedad.

Muchas veces, las personas, en especial los niños y adolescentes, se sienten presionadas por la necesidad de mejorar su estética y su aceptación social. Si no tienen los medios adecuados, la inmadurez y el desconocimiento les puede llevar buscar soluciones alternativas. En el caso de las ortodoncias, existen hoy día en internet todo tipo de tutoriales para fabricarlas en casa. Obviamente, estos brackets caseros no arreglan los problemas dentales, pero sí pueden causar daños en la salud



Brackets caseros DIY


Algunos adolescentes se dedican a colgar vídeos en las redes sociales donde muestran cómo fabricar ortodoncias caseras. Utilizan para ello materiales como clips de metal para sujetar papeles, gomas elásticas y pegamento instantáneo ultra-fuerte.

También existen páginas web y blogs especializadas en bricolajes DIY (Do It Yourself: hazlo tú mismo, en inglés). En algunas de estas páginas también han publicado artículos sobre cómo construir brackets en casa.

Por último, también se pueden adquirir online brackets realizados para su autocolocación casera.



La moda de la ortodoncia


La ortodoncia está de moda. Hace unos años, los tratamientos de ortodoncia eran algo muy exclusivo y se limitaban a los menores de edad. Para cualquier adolescente, llevar brackets podía ser una tortura, una vergüenza y un afeamiento estético. A menudo, por todo esto, la persona que los llevaba podía ser un objeto de burla entre sus compañeros.

Hoy día todo esto ha cambiado mucho. Los tratamientos de ortodoncia se han popularizado. Su uso se ha extendido también a la población adulta. Algunos famosos, referentes para los adolescentes, los han lucido con orgullo. Otros los decoran con brillantes…

El precio de estos tratamientos bucodentales, no asequibles para todo el mundo, los ha convertido en un signo de distinción de clase social. En la adolescencia, una época en que se suele dar más importancia a estas cosas, el no tener acceso a una ortodoncia puede convertirse en un problema emocional importante.

La generación milenial está acostumbrada a buscar la solución a sus problemas en las redes sociales. El hecho de que la ortodoncia se considere un símbolo de clase social alta, hace que muchos jóvenes busquen la forma de construir sus propios brackets caseros en internet. Esto sucede especialmente en los estados latinoamericanos y del sudeste asiático. En estos países, la brecha de la desigualdad social es cada vez más grande.

 


Los peligros de los brackets caseros para la salud

 

Los brackets caseros llevan asociados una serie de peligros para la salud bucodental. Su portador puede padecer caries, gingivitis, periodontitis, descalcificación e incluso la pérdida de alguna pieza dental.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la persona que fabrica una ortodoncia en su casa, no tiene los conocimiento necesarios. Por ello, será incapaz de planificar el correcto desplazamiento de los dientes. Esto puede provocar, por un lado, problemas estéticos y de oclusión. Pero además, puede suceder incluso que el nervio de la pieza dental muera y haya que extraerla.

Por otro lado, en las clínicas dentales, el ortodoncista adhiere los brackets al diente con una resina dental profesional. El pegamento extrafuerte no es apto para uso médico. Puede provocar quemaduras en la boca de quien se lo aplica. También, cuando el bracket se saque del diente, se llevará parte del esmalte, debilitando la pieza y dejándola ultrasensible y a merced de la caries.

Por todo esto, si hay niños o adolescentes en la casa, es importante informarles de los riesgos de los tratamientos caseros.

Hoy día, la alta competencia en el sector, ha popularizado los precios y es más fácil acceder a un tratamiento de ortodoncia. Hay que ponerse siempre en manos de profesionales. Si resides en Las Palmas, puedes solicitarnos un presupuesto. En Clínica López Quevedo estaremos encantados de informarte.

0

Tratamientos

En este post te vamos a explicar qué es una endodoncia y cómo la practica tu odontólogo. Se trata de lo que de forma popular se conoce como “matar el nervio”.  También puede recibir el nombre de “tratamiento de conductos”.

Qué es una endodoncia

Para saber qué es una endodoncia hay que entender primero cuál es su utilidad. La endodoncia es un tratamiento que ofrece la posibilidad de mantener la pieza dental original y que produce muy buenos resultados.

Muchas veces, cuando tenemos un diente muy mal, pensamos que tendrá que extraerse. Si bien es el remedio más rápido, después genera otro problema: el de rellenar el espacio que ha quedado.

Por esto, debe siempre intentarse mantener la dentición original en la medida de lo posible. Las piezas dentales naturales son la opción más funcional y estética. La endodoncia, va a ser en muchas ocasiones la solución para tratar el diente dañado en su interior y mantenerlo.

 

Cuándo es necesaria una endodoncia

La endodoncia es necesaria en diferentes supuestos:

1. Siempre que una caries traspasa a la pulpa (tejido blando del interior de la pieza dental) y provoca una infección. En la pulpa se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios.
2. Cuando el diente se ha roto a consecuencia de un golpe y se ha producido una lesión que causa dolor o hipersensibilidad.
3. Si la pieza requiere un tallado grande para colocar una corona o un puente.


Cómo se realiza una endodoncia

La endodoncia es la extracción de la pulpa del diente en su totalidad, a través de los conductos radiculares. Para ello se hace un agujerito en el esmalte o bien se aprovecha el que ha realizado la caries. Después, se limpian y sellan los conductos para que no haya nuevas infecciones. Más tarde se reconstruye la pieza dental con un empaste (y con una corona dental si es necesario). Normalmente se realiza en una única sesión. Aunque, según las circunstancias y el estado del diente, puede requerir dos o más intervenciones.

Actualmente, gracias a la anestesia local, la endodoncia es un procedimiento casi indoloro. Cuando termina la influencia de la anestesia, puede generar algunas molestias al masticar durante unos pocos días. Esto se debe a que los tejidos que envuelven el diente quedan algo inflamados tras la intervención.

 

Casos en que la endodoncia puede estar contraindicada

Si bien la endodoncia es un tratamiento seguro y preferible a la extracción, existen supuestos en que puede estar contraindicada. La Asociación Española de Endodoncia (AEDE), señala algunos:

1. Existencia de una fractura del diente en vertical
2. Desproporción entre la corona y la raíz de la pieza dental
3. Que haya una caries demasiado profunda que imposibilite la reconstrucción de la pieza dental
4. Si no hay un soporte periodontal suficiente

Existen también supuestos en que la endodoncia no funciona:

1. Si el diente estuvo infectado durante demasiado tiempo
2. Complejidad anatómica que impida el acceso total a la pulpa de la pieza dental
3. Cuando el empaste se desgasta y el diente se infecta de nuevo


Cómo evitar la endodoncia

La mejor forma de evitar una endodoncia o cualquier otro tratamiento odontológico, es la prevención. Una buena dieta, una correcta higiene dental y las revisiones anuales en tu dentista, son la mejor prevención.

Si resides en la zona, nuestros dentistas en las Palmas te pueden ayudar a mantener tu boca y tu dentadura en perfecto estado de salud. No dudes en contactarnos para cualquier revisión o tratamiento que puedas necesitar. En Clínica López Quevedo cuidaremos de tu sonrisa.

0

higiene dental, salud bucodental, Trastornos bucales

El sarro es una calcificación de la placa dental, que se va endureciendo y volviendo más oscuro. Si se acumula y hay un exceso, se convierte en una importante molestia. En esta entrada te vamos a explicar cómo eliminar el sarro dental.

Problemas por no eliminar el sarro dental

Si no vamos eliminando el sarro de nuestra boca de forma regular, se acumulará en exceso y se hará más duro. Su color pasa del blanco al amarillo y después al marrón. Se convierte también, por tanto, en un problema estético.

Pero además de resultar incómodo y antiestético, es importante eliminar el sarro dental porque puede ser fuente de otros problemas dentales. Entre estas afecciones estaría la inflamación y sangrado de encías, la peridontitis y la gingivitis.

También puede causar mal aliento y ser una fuente para la generación de caries, ya que debilita el esmalte dental.

 

¿Por qué se forman excesos de sarro?

El exceso de sarro suele estar vinculado a una higiene dental deficiente. Esto puede ser porque el cepillado no sea lo bastante frecuente o porque no se realice correctamente o el tiempo suficiente. También el hecho de no llegar a limpiar correctamente las zonas más inaccesibles genera acumulación de sarro. Esto hace que el sarro pueda llegar a acumularse incluso debajo de las encías.

Además de la falta de higiene, existen otros motivos que pueden generar excesos de sarro. Algunos de ellos serían:

Ph de la saliva. El PH de la saliva de cada persona influye en la formación del sarro. El ph inferior a 5 (ácido) genera unas condiciones positivas para que se adhiera la película bacteriana. Esto permite la formación de la placa.

Hábitos alimentarios. Existen alimentos que alteran el ph de la saliva, propiciando así la formación de sarro. Si quieres eliminar el sarro dental, evita las bebidas gaseosas y las alcohólicas, así como los alimentos altos en azúcares.

Consumo de tabaco. El tabaquismo es un hábito que influye negativamente en la salud bucodental en general. Más concretamente perjudica también a la dentadura propiciando la formación del sarro.

 

Ideas para eliminar el sarro dental

A nivel preventivo, lo ideal es esforzarse al máximo en el cepillado dental. Esto supone limpiar los dientes tras cada ingesta alimenticia. También usar hilo dental o cepillos interdentales para eliminar los posibles restos de comida que pudieran quedar entre los dientes. Es aconsejable también el uso de colutorio y pastas dentríficas fluoradas. Si además evitas picar entre horas, no tendrás que cepillarte tan a menudo.

Existen también algunos hábitos que ayudan a eliminar el sarro dental de manera más natural:

  1. Evita el tabaco. Aumenta el riesgo de enfermedad de las encías

  2. Evita el alcohol. Resulta muy irritante para la mucosa bucal

  3. Consume fruta. Las manzanas, comidas a bocados y sin pelar son grandes aliadas de la limpieza dental. Las fresas y el melón también ayudan. Hortalizas como el tomate o hierbas como el perejil y semillas como el sésamo también vienen bien para eliminar el sarro dental.

 

Limpieza profesional anual para eliminar el sarro dental

Una vez por año, es recomendable realizarse una limpieza en una clínica especializada. Esta limpieza no produce dolor y proporciona una higiene extra. Es la mejor manera de eliminar el sarro que no hayas podido remover con todos estos consejos.

Si el sarro está también bajo la encía, la limpieza estándar no será suficiente, y deberá completarse con un raspado y alisado radicular. Esta operación la realiza el periodoncista y para ello puede aplicar anestesia local.

Si resides en Las Palmas y necesitas tener el sarro bajo control, no dudes en visitarnos en Clínica López Quevedo. Nuestros dentistas en Las Palmas te asesorarán sobre qué recomendaciones son indicadas para tu caso concreto.

 

 

 

 

 

 

 

0

salud bucodental, Trastornos bucales

Seguramente te preguntes por qué salen llagas en la boca, si eres una de esas personas propensas a padecerlas de forma habitual. En este post, desde Clínica López Quevedo, vamos a explicarte las causas de aparición de las aftas bucales.

Las aftas bucales son ulceraciones que se dan normalmente en la mucosa de la cavidad oral. Hay personas que las sufren en algún momento puntual y otras que las padecen habitualmente desde la infancia.

No se trata de una afección grave, pero sí muy molesta. Cualquier actividad con la boca puede resultar una pequeña tortura por el dolor que producen estas heriditas. Por esto, aunque generalmente acaban sanando ellas solitas, es mejor prevenirlas. Y para ello debes conocer las causas que las provocan.

 

 

Por qué salen llagas en la boca:  10 posibles causas

 

Aunque la mayoría de veces su origen es desconocido, aquí os apuntamos algunos de los motivos por los que salen llagas en la boca:

1. Infección viral. Existen algunos tipos de virus cuya infección se manifiesta con estas llaguitas.

2. Traumatismo. Un golpe o mordida en la boca puede dañar la cavidad bucal y que aparezca alguna llaga. Según el tipo de aparato y la sensibilidad del usuario, los tratamientos de ortodoncia pueden provocar alguna pequeña llaga.

3. Prótesis dental. Como sucede con la ortodoncia, esta clase de dispositivo puede tocar alguna zona blanda de la boca y causar las llagas.

4. Reacción inmunológica. Ésta puede producirse para hacer frente a las bacterias de la flora bucal.

5. Exceso de fuerza durante la higiene dental
. El cepillado y el uso de seda dental deben realizarse siempre cuidadosamente. En caso contrario, podrían producir estas llagas.

6. Estomatitis aftosa recurrente (EAR). Se trata de una afección inflamatoria en que aparecen recurrentemente aftas bucales sin una causa clara. Lo padece entre un 20% y un 30% de la población adulta.

7. Alteraciones hormonales. Las aftas bucales son mucho más frecuentes entre la población femenina que entre la masculina. Además, a muchas mujeres, en algún momento de su ciclo menstrual, les salen llagas en la boca.

8. Ansiedad o estrés. Cualquier situación que nos genere un estado nervioso fuera de lo común puede ser la causa por la que salen llagas en la boca.

9. Deficiencias en la nutrición. La falta de algún nutriente esencial, sobretodo el hierro, el ácido fólico y las vitaminas y minerales (en especial la B12) puede ser motivo de aparición de aftas.

10. Consumo de ciertos fármacos. Algunos fármacos pueden tener entre sus efectos secundarios la aparición de úlceras en la boca.

 

Por qué salen llagas en la boca:  otras posibles causas

 

-Uso de productos con LSS. El LSS (Laurel Sulfato de Sodio) es el ingrediente de algunas pastas dentríficas y colutorios bucales. Hay peritos que han apuntado el uso de este producto como causa de aparición de las llagas bucales.


-Alergias o hipersensibilidad a algún alimento. Algunos alimentos tienen mayor tendencia a generar sensibilidad o alergias a algunas personas. Es el caso de los frutos secos o el chocolate. Los alimentos ácidos, como el limón o las fresas, también pueden ser la causa por la que salen llagas en la boca.


-Genética. Resulta muy habitual que diversos miembros de la misma familia padezcan de aftas bucales habitualmente. Esto es porque existe un componente genético entre sus causas de aparición.


-Afecciones mucocutáneas. Algunas dolencias, como la enfermedad de Behçet, tienen entre su sintomatología la aparición de aftas bucales.


 

Estos son algunos de los motivos por los que en ocasiones salen llagas en la boca. Esperamos que conocerlos te ayude a prevenir su aparición. Si resides en Las Palmas y necesitas realizar alguna otra consulta sobre el tema no dudes en contactar con nuestros odontólogos en Clínica Lopez Quevedo.

 

0

enfermedad dental, higiene dental, salud bucodental

En nuestro cuerpo habitan millones de microorganismos, entre ellos diferentes especies bacterianas. De ellas, algunas nos resultan beneficiosas y otras dañinas a la salud. También en la cavidad oral habitan bacterias. Podemos tener más de 600 tipos diferentes de bacterias en la boca.

 

Muchas de las bacterias en la boca, fallecen gracias a las enzimas de la saliva. Otras pasan al estómago cuando tragamos y allí mueren por la actuación de otras enzimas.  Sin embargo, otras muchas sobreviven. La humedad y calidez de la cavidad oral, generan un ambiente hogareño ideal para las bacterias. Además, los restos de comida les proporcionan alimento, por lo que tienen todo para estar a gusto y reproducirse.
 

La comunidad de bacterias en la boca de cada persona no algo inamovible, ya que se va alterando según la actividad. Lo que comemos, los bostezos o los besos que damos, modifican la flora bacteriana oral. Pero lo que realmente nos interesa es conocer las patologías que pueden provocar las bacterias dañinas y cómo evitarlas.

 

Patologías orales provocadas por bacterias en la boca

De las especies de bacterias que tengamos en la cavidad bucal, dependerá en gran parte nuestra salud oral. Algunas de las bacterias que generan daños en la boca pueden provocar diferentes patologías que detallaremos a continuación.

  • Halitosis. Existen diferentes bacterias en la boca que provocan el mal aliento. Las gramnegativas, por ejemplo, trabajan en la descomposición de alimentos, sangre y células. Esto produce unos compuestos del azufre que provocan mal olor.
  • Caries. Hay bacterias en la boca que generan la transformación de azúcares y almidones en ácidos. Estos ácidos atacan al esmalte dental, lo que se conoce como desmineralización. Este proceso es lo que produce los agujeros conocidos como caries dentales.
  • Periodontitis. La placa bacteriana es una película formada por bacterias en la boca, que se extiende sobre la superficie del diente y la encía. Esta placa puede provocar la periodontitis, una inflamación de las encías con pérdida de hueso alrededor de las piezas dentales.

 

Patologías en otros lugares del cuerpo provocadas por bacterias en la boca

Además de provocar problemas en la cavidad bucal, las bacterias en la boca pueden generar afecciones en otras partes del cuerpo. A continuación, os damos algunos ejemplos.

  • Endocarditis infecciosa. Se trata de una patología que genera inflamación de las válvulas cardíacas. Puede producirse por el descenso al corazón de una de las bacterias en la boca a través del torrente sanguíneo. Si esto se produce, existe el riesgo de que el riego sanguíneo al corazón o al cerebro quede bloqueado. Este trastorno es más frecuente en las personas operadas de miocardio.
  • Infecciones respiratorias. Estudios de la Universidad de Yale, en EEUU, relacionan la presencia de ciertas bacterias en la boca con algunas infecciones respiratorias.
  • Cáncer. Un estudio de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, relacionó la existencia de determinadas bacterias en la boca con un mayor riesgo de cáncer de páncreático. También desde la Universidad de Case Western Reserve, EEUU, se señaló la relación entre el cáncer de cólon y algunas bacterias en la boca.

 

En conclusión, podemos señalar la importancia de una exhaustiva higiene dental diaria, para no sufrir a causa de las bacterias en la boca que nos son dañinas. También es recomendable someterse periódicamente a revisiones dentales.

Recuerda que, si vives en Canarias, nuestros dentistas en Las Palmas están a tu disposición para cualquier cosa que necesites. No dudes en contactar con Clínica López Quevedo y te ayudaremos a mantener sana tu sonrisa.


Imagen: 

0

blanqueamiento dental, Clínica López Quevedo, estética dental

Últimamente proliferan en internet los remedios caseros para prácticamente todo. Entre estos, como no, se encuentra el blanqueamiento dental casero. Obviamente, puede resultar muy atractiva la posibilidad de realizarte un tratamiento sin salir de casa y de forma muy económica. Pero, ¿se trata de métodos seguros para tu salud dental? En Clínica López Quevedo te lo explicamos.

Blanquear tus dientes no es un procedimiento sencillo, ni resulta totalmente seguro con cualquier método o producto. Cuando alguien te aconseja un blanqueamiento dental casero, es probable que no te esté hablando de los efectos secundarios que conlleva. A continuación, vamos a comentar las diferentes opciones caseras y sus inconvenientes.

 

Blanqueamiento dental casero: métodos y riesgos


En primer lugar, encontramos el blanqueamiento dental casero pseudo-profesional. Es decir, los que ofrecen peluquerías y esteticistas. Estos centros de estética usan diferentes substancias blanqueadoras que pueden ser las mismas que utilizaría un odontólogo. Sin embargo, al no ser profesionales de la salud, no pueden usar proporciones altas de esas substancias. En consecuencia, los efectos suelen ser mínimos o inexistentes.

Lo mismo sucede con las pastas blanqueadoras para uso doméstico. Es posible que no produzcan ningún daño, pero tampoco ningún beneficio.

En otras ocasiones, los productos que se utilizan son efectivos, pero porque tienen un efecto “abrasivo”. En ese caso, lo que hacen es retirar capa de esmalte, y al salir el de abajo, se ve el diente más blanco. Pero esto es muy desaconsejable, ya que el esmalte es protección para las piezas dentales, y jamás se recupera de nuevo. Además, al quedar la dentadura más desprotegida, puede emerger la sensibilidad dental.

Por otro lado, podemos encontrar también toda una serie de “remedios de la abuela” para realizar un blanqueamiento dental casero. Para ello, diferentes fuentes recomiendan todo tipo de productos que se encuentran habitualmente en las despensas o botiquines domésticos. Sería el caso del bicarbonato, el vinagre, el limón, etc. Sin embargo, por comunes que puedan ser estos productos, no dejan de resultar nocivos si su uso es inadecuado. Igual que sucede con los tratamientos de los que hemos hablado anteriormente, un abuso puede suponer la destrucción del esmalte. Además, los resultados serán realmente inapreciables en comparación con un tratamiento odontológico.

 

Blanqueamiento dental profesional vs blanqueamiento dental casero

 

Ante todo, si se quiere realizar un blanqueamiento, es necesario acudir a un odontólogo que realice un diagnóstico. Éste debe trabajar en un centro dental homologado. Los materiales deben ser de uso médico y su utilización autorizada en la Unión Europea. Con los riesgos que implica el blanqueamiento dental casero, lo más adecuado es acudir a un profesional.

Lo primero que hará tu dentista es valorar tu tipo de esmalte, si es más o menos permeable, de lo que dependerá la sensibilidad de los dientes. También tendrá que analizar si tu estilo de vida es compatible con un tratamiento de este tipo. Si eres fumador o consumes café o té en exceso, es posible que a largo plazo el blanqueamiento no sea efectivo. Por último, tu odontólogo valorará si existen problemas de encías, ya que de ser así podrías sufrir hipersensibilidad.  

En conclusión, si deseas blanquear tu sonrisa, lo mejor es realizarte un tratamiento en una clínica odontológica profesional. Además, deberás mantener o incorporar hábitos de vida y alimenticios que sean inocuos para el color de tus dientes. Si vives en Las Palmas, nuestros dentistas en Clínica López Quevedo estarán encantados de asesorarte. Con nuestros tratamientos profesionales, podrás lucir la sonrisa más blanca.

0

Clínica López Quevedo, higiene dental, salud bucodental

Es una costumbre habitual en muchos hogares usar algún tipo de colutorio tras cada cepillado. Se trata de un hábito que, sin duda, aporta un extra de frescor en la boca. Pero puede que te preguntes si se trata de un gesto imprescindible para tu higiene dental. Si resulta necesario para que la limpieza sea completa o para prevenir ciertos problemas. En definitiva, si lo que quieres es conocer los beneficios del enjuague bucal, aquí te ofrecemos 8 de ellos.

Ocho beneficios del enjuague bucal

  1. Combate el mal aliento. La mejor manera de combatir el mal aliento es atacando la causa. En muchas ocasiones, el origen de la halitosis son los restos de comida que pueden quedar en la boca y las bacterias que se originan en ellos. En estos casos, es importante intensificar el cepillado y utilizar seda dental. El enjuague bucal final puede ayudar a eliminar restos y aportará frescor al aliento.
  2. Reduce la sensibilidad dental. Muchas personas sufren de este molesto problema. El origen puede ser unas piezas dañadas o no cepillarse correctamente. Los síntomas se agravan cuando se ingiere comida o bebida fría. Los colutorios ricos en fluoruro de sodio o en nitrato potásico están diseñados para fortalecer la dentadura. Si los dientes están más fuertes, la sensibilidad dental disminuirá.
  3. Ayuda a curar las aftas. Para esto existen colutorios específicos de venta en farmacias. Funcionan reduciendo las bacterias que provocan las llagas. Aunque el sabor no es tan agradable, por ser un producto medicinal, merece la pena su uso temporal.
  4. Previene la caries. Se trata de uno de los principales beneficios del enjuague bucal. El colutorio refuerza el esmalte dental y mantiene las bacterias bajo control. Estas dos acciones ayudan a evitar que aparezcan caries en los dientes.
  5. Evita la gingivitis durante el uso de ortodoncia. Mientras se usa un aparato de ortodoncia, el cepillado resulta insuficiente para una higiene completa. Existen colutorios específicos para personas en tratamiento de ortodoncia.
  6. Fortalece las encías. Tener unas encías fuertes es importante siempre. Pero en determinados supuestos, como cuando se usan prótesis dentales, la importancia aumenta. Si las encías están débiles, las prótesis provocarán heridas. El fortalecimiento de las encías es uno de los beneficios del enjuague bucal. Para los trastornos de las encías, como la gingivitis, se aconsejan colutorios suaves, que no contengan alcohol. Los hay con aceites esenciales, con povidona yodada o con sales metálicas. Para la casos como la periodontitis se aconseja la clorhexidina, por su acción antiséptica.
  7. Reduce las infecciones bacterianas por sequedad bucal o xerostomía. La saliva cumple una función antibacteriana. Cuando existe sequedad bucal se está más expuesto entonces a infecciones. La eliminación de bacterias es uno de los principales beneficios del enjuague bucal. Para estos supuestos se aconsejan aquellos que contienen triclosan, vitamina E, flúor y sales minerales.
  8. Actúa como antifúngico. En caso de infección por hongos, también pueden encontrarse en farmacias productos específicos muy efectivos y curativos.

 

En resumen, los beneficios del enjuague bucal son numerosos. Básicamente elimina restos de comida, preveyendo así el mal aliento y la caries. Pero, como hemos visto, dependiendo de su composición va a cumplir funciones más específicas si es necesario. Para saber cuál te conviene más, lo mejor es consultar a tu odontólogo. Si vives en Las Palmas, estaremos encantados de ayudarte con ésta y cualquier otra consulta que necesites realizar.

0