Your address will show here +12 34 56 78
blanqueamiento dental, estética dental, perdida de esmalte dental, Tratamientos

Las carillas dentales son unas delgadas películas que se usan para cubrir la parte delantera de los dientes. El objetivo es puramente estético. Estas láminas sirven para cubrir las manchas o daños en las piezas dentales.

Se trata de un tratamiento dental estético de gran éxito entre los pacientes, ya que se obtienen unos magníficos resultados de forma inmediata. Sin embargo, en ocasiones, el paciente tiene dudas respecto a qué material elegir. Existen dos posibilidades: cerámica o porcelana y composite.

A continuación te vamos a explicar las características de cada uno de estos materiales.

 


Carillas dentales de composite

Las carillas de composite, normalmente quedan de un color más similar al natural de la dentadura que las de porcelana. Es por esto que habitualmente se recomiendan para pequeñas modificaciones. Por ejemplo, para subsanar pequeños defectos en la forma o color de un sólo diente. Para ello se realiza un leve pulido de la pieza dental. O también cuando la reparación de la pieza dental es parcial y sólo hay que cubrir una pequeña porción del diente. Esto sucede a menudo tras un tratamiento de ortodoncia.

Este tipo de carillas están fabricadas con una resina estética muy similar a la utilizada para efectuar un empaste. Es un material más económico que la cerámica, pero también su calidad y durabilidad es algo inferior. Con el tiempo, puede llegar a colorearse o perder lustre, lo que hará necesarias visitas de mantenimiento.

En contrapartida, como se confeccionan sobre el diente, suele bastar una única sesión para ello. Por tanto, es más fácil y económica su reparación o sustitución.  Otra ventaja es que, al no tallarse el diente para ponerla, se puede extraer y dejar la pieza dental en su estado original.

 


Carillas dentales de cerámica o porcelana

Si la dentadura está bastante deteriorada y el paciente requiere la colocación de carillas en más de un diente, aconsejamos las de cerámica. Se recomiendan estas por que son mucho más fuertes, sólidas, resistentes al tiempo y también más bonitas a nivel estético.  

Cuando la dentadura se encuentra muy amarillenta u oscurecida también recomendamos las carillas de porcelana. También cuando hay varias piezas fracturadas o astilladas, o cuando existe separación entre los dientes. Con estas carillas también se pueden corregir faltas de espacio, o dientes con mala colocación, torcidos o con mucha desigualdad.

Las carillas dentales de cerámica también sirven para corregir la llamada “sonrisa alta” o “dientes cortos”. Esto sucede cuando una persona muestra mucha encía al sonreír. Otros problemas estéticos que podemos solventar con las carillas de cerámica son el diastema, los dientes desalineados y las manchas provocadas por la toma de medicamentos como la tetraciclina.

El material con el que están fabricadas estas carillas resulta más costoso que el composite. En contrapartida, tienen un efecto estético más logrado y también son más perdurables. Por otro lado protegen los dientes y conservan su brillo y color por más tiempo.

 


Colocación de las carillas dentales en Las Palmas

Para colocar las carillas de composite, suele bastar con una visita al odontólogo. Como se realizan directamente por el dentista en su consulta, puede ser suficiente una visita para su elaboración y colocación.


Sin embargo, las carillas de porcelana no se confeccionan directamente sobre el diente en una sesión como sucede con las de composite. Requieren de una fabricación precisa en laboratorio. Es por ello que se hace necesaria más de una visita al odontólogo para su colocación.


Si estás considerando realizar un tratamiento estético con carillas dentales en Las Palmas, no dudes en consultarnos. En Clínica López Quevedo, tu dentista en Las Palmas, conseguiremos que luzcas la sonrisa que deseas. Pide cita hoy mismo. Te esperamos.

0