Your address will show here +12 34 56 78
Sin categoría, Tratamientos

La extracción de una muela del juicio es una intervención bastante común. En esta entrada te explicamos el porqué y también cómo es la recuperación.

Cómo se realiza la extracción de una muela del juicio

 

Es el odontólogo quien, tras realizar la revisión oportuna, deberá evaluar si las muelas del juicio pueden acabar ocasionando problemas y si es aconsejable su extracción:

Si la extracción es necesaria, se realizará de forma distinta según el estado de la muela.


  • Si la muela del juicio ya ha erupcionado, se extraerá mediante los métodos estandarizados. Es decir, el dentista aplicará anestesia local y la sacará con el instrumental habitual.
  • En cambio, si la muela del juicio no ha erupcionado o bien ha erupcionado parcialmente, la extracción será quirúrgica. Esto significa que se debe realizar una incisión en la encía para extraer la muela. Normalmente la anestesia será local también, aunque podría recurrirse a la anestesia general si fuera necesario.

Curas tras la extracción de una muela del juicio


Tras la extracción de las muelas del juicio, el proceso de recuperación total suele ser de una o dos semanas.


Después de la intervención es totalmente normal sentir dolor, no hay que preocuparse. También es habitual que la zona del corte sangre, incluso durante todo el primer día o más. Para controlar el sangrado, se utiliza una gasa, que debe apretarse durante los primeros 20 minutos. Esta gasa deberá irse substituyendo constantemente mientras continúe saliendo sangre.


Si el cirujano tuvo que suturar la incisión de la operación, habrá que eliminar los puntos una vez que la herida haya cicatrizado


Ocho consejos para la recuperación tras la extracción

 

A continuación os ofrecemos una serie de consejos para una mejor recuperación:

 

  1. Dolor: colocar hielo sobre la mandíbula ayuda a disminuir la sensación de dolor
  2. Descanso: usar almohada cuando se permanece tumbado. Esto hará que la cabeza se mantenga por encima del nivel de los pies
  3. Dieta: lo mejor es ingerir alimentos en forma líquida o blanda mientras la herida esté cicatrizando. No consumir productos con semillas, ya que podrían acumularse en la zona de la extracción y generar una infección.
  4. Higiene: prestar mayor atención a la higiene bucal, en especial a la de la zona donde se ha extraído la muela del juicio. Realizar enjuagues bucales con agua tibia y sal cada 2 o 3 horas: esto ayuda a la herida a cicatrizar. También se previenen infecciones
  5. Medicación: tomar antiinflamatorios, analgésicos o antibióticos, según haya prescrito el odontólogo
  6. Ejercicio físico: no realizar sobreesfuerzos o ejercicios de gran intensidad mientras dura el proceso de recuperación
  7. Tabaco: no fumar como mínimo durante las primeras 24 horas
  8. Líquidos: no beber líquidos a temperaturas demasiado elevadas


Síntomas tras la extracción de las muelas del juicio

Después de la intervención para la extracción de una muela del juicio, pueden darse una serie de trastornos. La mayor parte de estos síntomas son intrascendentes y duran poco tiempo. Sin embargo, ante cualquier síntoma preocupante, es mejor prevenir y realizar una consulta en el centro donde te han realizado la operación.


Los vemos a continuación:

  • Sensación de entumecimiento en la boca (sólo debería durar unas horas y tras la operación)
  • Fiebre (puede darse, aunque no es lo habitual)
  • Náuseas y/o vómitos (esto puede ser a causa de la anestesia)
  • Dolor de mandíbula, sequedad o agrietamiento en los labios (esto es por la posición con la boca abierta durante la operación)
  • Hematoma en el rostro: puede producirse un cambio de color en la piel de la mejilla, con apariciones de morados
  • Protuberancia en el lugar donde estaba la muela. Estos abultamientos suelen ser el hueso donde se encontraba insertada la muela del juicio. Si con el tiempo no disminuye el bulto o si molesta, podría hacer falta intervenir nuevamente para reducir dicha protuberancia.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad. Si resides en Las Palmas, puedes visitarte en Clínica López Quevedo y te ayudaremos con todo lo referente a tu salud bucodental. Contáctanos, te esperamos.  

0