Your address will show here +12 34 56 78
ortodoncia, Salud bucodental infantil

Los brackets caseros pueden parecer una solución para ahorrar dinero, pero son inefectivos y peligrosos. Te explicamos sus riesgos para la salud.

Hoy en día proliferan en internet los artículos y vídeos para realizar todo tipo de cosas en casa. Cuando los objetos a realizar están relacionados con nuestra salud, hay que tener especial cuidado.Se necesitan años de estudios y materiales adecuados para fabricar cualquier artículo relacionado con el tratamiento de una enfermedad.

Muchas veces, las personas, en especial los niños y adolescentes, se sienten presionadas por la necesidad de mejorar su estética y su aceptación social. Si no tienen los medios adecuados, la inmadurez y el desconocimiento les puede llevar buscar soluciones alternativas. En el caso de las ortodoncias, existen hoy día en internet todo tipo de tutoriales para fabricarlas en casa. Obviamente, estos brackets caseros no arreglan los problemas dentales, pero sí pueden causar daños en la salud



Brackets caseros DIY


Algunos adolescentes se dedican a colgar vídeos en las redes sociales donde muestran cómo fabricar ortodoncias caseras. Utilizan para ello materiales como clips de metal para sujetar papeles, gomas elásticas y pegamento instantáneo ultra-fuerte.

También existen páginas web y blogs especializadas en bricolajes DIY (Do It Yourself: hazlo tú mismo, en inglés). En algunas de estas páginas también han publicado artículos sobre cómo construir brackets en casa.

Por último, también se pueden adquirir online brackets realizados para su autocolocación casera.



La moda de la ortodoncia


La ortodoncia está de moda. Hace unos años, los tratamientos de ortodoncia eran algo muy exclusivo y se limitaban a los menores de edad. Para cualquier adolescente, llevar brackets podía ser una tortura, una vergüenza y un afeamiento estético. A menudo, por todo esto, la persona que los llevaba podía ser un objeto de burla entre sus compañeros.

Hoy día todo esto ha cambiado mucho. Los tratamientos de ortodoncia se han popularizado. Su uso se ha extendido también a la población adulta. Algunos famosos, referentes para los adolescentes, los han lucido con orgullo. Otros los decoran con brillantes…

El precio de estos tratamientos bucodentales, no asequibles para todo el mundo, los ha convertido en un signo de distinción de clase social. En la adolescencia, una época en que se suele dar más importancia a estas cosas, el no tener acceso a una ortodoncia puede convertirse en un problema emocional importante.

La generación milenial está acostumbrada a buscar la solución a sus problemas en las redes sociales. El hecho de que la ortodoncia se considere un símbolo de clase social alta, hace que muchos jóvenes busquen la forma de construir sus propios brackets caseros en internet. Esto sucede especialmente en los estados latinoamericanos y del sudeste asiático. En estos países, la brecha de la desigualdad social es cada vez más grande.

 


Los peligros de los brackets caseros para la salud

 

Los brackets caseros llevan asociados una serie de peligros para la salud bucodental. Su portador puede padecer caries, gingivitis, periodontitis, descalcificación e incluso la pérdida de alguna pieza dental.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la persona que fabrica una ortodoncia en su casa, no tiene los conocimiento necesarios. Por ello, será incapaz de planificar el correcto desplazamiento de los dientes. Esto puede provocar, por un lado, problemas estéticos y de oclusión. Pero además, puede suceder incluso que el nervio de la pieza dental muera y haya que extraerla.

Por otro lado, en las clínicas dentales, el ortodoncista adhiere los brackets al diente con una resina dental profesional. El pegamento extrafuerte no es apto para uso médico. Puede provocar quemaduras en la boca de quien se lo aplica. También, cuando el bracket se saque del diente, se llevará parte del esmalte, debilitando la pieza y dejándola ultrasensible y a merced de la caries.

Por todo esto, si hay niños o adolescentes en la casa, es importante informarles de los riesgos de los tratamientos caseros.

Hoy día, la alta competencia en el sector, ha popularizado los precios y es más fácil acceder a un tratamiento de ortodoncia. Hay que ponerse siempre en manos de profesionales. Si resides en Las Palmas, puedes solicitarnos un presupuesto. En Clínica López Quevedo estaremos encantados de informarte.

0