Your address will show here +12 34 56 78
Clínica López Quevedo

Buenos días! Hoy hablaremos de pequeños detalles a tener en cuenta para la salud bucodental de nuestro recién nacido, tan sólo adquiriendo determinados hábitos podemos evitar futuros problemas de nuestro bebé.

En el 70% de los casos en los que se transmite la caries al recién nacido hay una relación genética bacteriana entre madre e hijo. Pero, además de la genética, también hay un riesgo muy elevado de transmitir las bacterias causantes de la caries a través de la saliva con hábitos como el de utilizar la cuchara del bebé para probar la comida, chupar el biberón o el chupete, algo que solemos hacer sin ser conscientes de lo que conlleva. El contagio precoz producido por agentes cariógenos primarios (bacterias S. mutans y S. sobrinus) puede producir caries temprana en la infancia. Si se consigue retrasar esta infección primaria, se reduce el riesgo de desarrollar caries en el futuro. Para prevenir este contagio, los progenitores deben someterse a los tratamientos restauradores necesarios así como llevar a cabo las terapias antisépticas y con fluoruro oportunas. Si no sabes cómo hacerlo o tienes alguna duda, consúltanos, es más fácil de lo que pensamos. Una correcta higiene oral y adoptar hábitos saludables ayudan también a prevenir la caries infantil. Los dentistas recomiendamos limpiar los primeros dientes de leche después de las comidas con una gasa o cepillo pediátrico ultrasuave, y no dejar al bebé acostado con el biberón (salvo que sea de agua).       Durante la II Campaña de Salud Oral y Embarazo, promovida por el Consejo de Dentistas y la Fundación Dental Española, desde el 1 de Junio hasta el 31 de Julio de 2014 podrás visitarnos sin ningún compromiso, comparte una sonrisa con tu bebé.   Feliz Lunes a todos!
0