estrés, rigidez muscular

Dolor facial y de mandíbula: causas y síntomas

El dolor facial y de mandíbula se da más en mujeres en edad para procrear que en hombres o personas de la tercera edad.

Este padecimiento es conocido como síndrome de tensión temporomandibular (STM) y afecta a la articulación entre la mandíbula y los óseos temporales del cráneo, que es la que permite la posibilidad de abrir y cerrar la boca para comer, bostezar, hablar, masticar, entre otras acciones.

El STM ocurre cuando las personas tienen problemas en los músculos y la mandíbula.

 

Causas y síntomas del dolor facial y de mandíbula

Uno de los primeros síntomas del dolor facial y de mandíbula es la tensión que se ejerce en la mandíbula, lo cual puede ocasionar dolor de oídos, dolor de cabeza y sensibilidad en la mandíbula.

La sequedad de boca, dificultades para morder o masticar, inflamación en la zona de la articulación, rigidez en la mandíbula, migraña y presión en la parte superior de los ojos son más de los síntomas del dolor facial y de mandíbula o STM.

El acto de apretar la mandíbula durante gran parte del día y cuando la persona está durmiendo se atribuye al estrés como principal causa y, esto lleva a sentir dolor en gran parte del rostro.

No será fácil determinar que realmente el paciente padece de STM, porque los síntomas son parecidos a otros trastornos bucales como el bruxismo, por ejemplo.

En Las Palmas puedes encontrar al dentista adecuado para realizar los exámenes necesarios para comprobar el tipo de enfermedad.

Algunas de las causas del dolor facial y de mandíbula son:

  • Artritis.
  • Artrosis.
  • Traumatismos que afectan la cabella y cuello.
  • Dislocación.
  • Maloclusión.

Será importante verificar el estado de las articulaciones relacionadas y de los músculos.

 

Tratamientos para el dolor facial y de mandíbula

Lo que más recomiendan los dentistas es reducir el estrés, así la tensión será cada vez menor. Los masajes relajantes en la mandíbula son de gran ayuda.

En caso de rechinar los dientes o apretar la mandíbula, el especialista podrá recomendar el uso de un protector bucal, así como relajantes musculares o antiinflamatorios para aliviar el dolor.

El tratamiento dependerá de la situación que presente el paciente, así que primero deberá acudir a nuestra Clínica López Quevedo para hacer un mejor diagnóstico.