Clínica López Quevedo, ortodoncia, Salud bucodental infantil, Sin categoría

Cinco buenos motivos para empezar con la ortodoncia en la infancia

La etapa infantil es un momento crucial en la formación bucodental de los niños. Se trata de un momento de cambios y desarrollo estructural. Probablemente por este motivo, existe la falsa idea de que para empezar un tratamiento de ortodoncia en la infancia es mejor esperar a que el niño tenga todas las piezas dentales. Sin embargo, lo ideal es solventar los problemas lo más pronto posible. Actualmente se empieza ya a recurrir a la ortodoncia cuando el niño ha sustituido todos los dientes de leche. Incluso si no le han salido todavía los molares, es decir, entre los 6 y los 10 años de edad.

La mejor opción para saber si tu hijo requiere aparatos de ortodoncia en la infancia es consultar al odontopediatra o a tu dentista en Las Palmas. A través de las revisiones regulares el profesional puede descubrir la necesidad de iniciar un tratamiento y asesorarte sobre todas las opciones en ortodoncia y cual es la más adecuada. En los niños una pequeña actuación a tiempo puede evitar complicadas intervenciones con ortodoncia o cirugía ortognática (cirugía maxilar) en el futuro.

Por este motivo es mejor intervenir a una edad temprana y prevenir cualquier problema de maloclusión dental que pudiera darse más adelante. En este post te damos algunas razones por las que es necesaria la ortodoncia en la infancia temprana.



Cinco razones por las que es beneficiosa la ortodoncia en la infancia


1. Porque lo recomienda la Sociedad Española de Ortodoncia
. La Sociedad Española de Ortodoncia recomienda una primera visita al ortodoncista a los 6 años de edad. Es necesaria una primera revisión para inspeccionar la estructura y colocación de los dientes de la criatura.

2. Por su mayor eficacia. La ortodoncia en la infancia tiene muchas más oportunidades terapéuticas que en otras edades. En la etapa infantil se generan toda una serie de circunstancias propicias ya que los huesos de la cara aún están creciendo y formándose. Un aparato de ortodoncia puede ayudar a lograr unas proporciones faciales armónicas. Los meses en que el crecimiento se produce a mayor velocidad son los mejores para corregir los problemas de mordida que puedan estar provocados por una mala posición de los huesos de la cara. También son los mejores meses para la colocación de los dientes en menor tiempo.

3. Para facilitar tratamientos futuros. Los molares y caninos de leche, a los 6 años de edad, son de mayor tamaño que los definitivos. Si se interviene a tiempo y existe la necesidad, este espacio en la cavidad bucodental se puede conservar para futuros tratamientos.

4. Porque puede ser necesario para la salud actual del niño. Es muy importante que el niño lleve aparatos de ortodoncia, si tiene dificultades cuando habla, cuando mastica los alimentos, cuando muerde e incluso cuando respira.

5. Porque se puede evitar la acumulación de placa bacteriana.  La posición de los dientes influye en la formación de placa. Los dientes demasiado separados o también los apiñados en exceso favorecen la acumulación de placa bacteriana. Esto es un riesgo para la salud bucal del niño y puede favorecer la aparición de sarro o caries, por ejemplo. Colocar un aparato de ortodoncia en la infancia, puede evitar males mayores.


En conclusión, es imprescindible que los niños sean revisados por su dentista desde una edad temprana. Esto posibilitará un diagnóstico precoz de cualquier problemática que pudiera estar relacionada con su estructura bucodental. También evitará tratamientos más costosos o complicados en un futuro. Para cualquier otra consulta no dudes en contactarnos.