Your address will show here +12 34 56 78
Tratamientos

En este post te vamos a explicar qué es una endodoncia y cómo la practica tu odontólogo. Se trata de lo que de forma popular se conoce como “matar el nervio”.  También puede recibir el nombre de “tratamiento de conductos”.

Qué es una endodoncia

Para saber qué es una endodoncia hay que entender primero cuál es su utilidad. La endodoncia es un tratamiento que ofrece la posibilidad de mantener la pieza dental original y que produce muy buenos resultados.

Muchas veces, cuando tenemos un diente muy mal, pensamos que tendrá que extraerse. Si bien es el remedio más rápido, después genera otro problema: el de rellenar el espacio que ha quedado.

Por esto, debe siempre intentarse mantener la dentición original en la medida de lo posible. Las piezas dentales naturales son la opción más funcional y estética. La endodoncia, va a ser en muchas ocasiones la solución para tratar el diente dañado en su interior y mantenerlo.

 

Cuándo es necesaria una endodoncia

La endodoncia es necesaria en diferentes supuestos:

1. Siempre que una caries traspasa a la pulpa (tejido blando del interior de la pieza dental) y provoca una infección. En la pulpa se encuentran los vasos sanguíneos y los nervios.
2. Cuando el diente se ha roto a consecuencia de un golpe y se ha producido una lesión que causa dolor o hipersensibilidad.
3. Si la pieza requiere un tallado grande para colocar una corona o un puente.


Cómo se realiza una endodoncia

La endodoncia es la extracción de la pulpa del diente en su totalidad, a través de los conductos radiculares. Para ello se hace un agujerito en el esmalte o bien se aprovecha el que ha realizado la caries. Después, se limpian y sellan los conductos para que no haya nuevas infecciones. Más tarde se reconstruye la pieza dental con un empaste (y con una corona dental si es necesario). Normalmente se realiza en una única sesión. Aunque, según las circunstancias y el estado del diente, puede requerir dos o más intervenciones.

Actualmente, gracias a la anestesia local, la endodoncia es un procedimiento casi indoloro. Cuando termina la influencia de la anestesia, puede generar algunas molestias al masticar durante unos pocos días. Esto se debe a que los tejidos que envuelven el diente quedan algo inflamados tras la intervención.

 

Casos en que la endodoncia puede estar contraindicada

Si bien la endodoncia es un tratamiento seguro y preferible a la extracción, existen supuestos en que puede estar contraindicada. La Asociación Española de Endodoncia (AEDE), señala algunos:

1. Existencia de una fractura del diente en vertical
2. Desproporción entre la corona y la raíz de la pieza dental
3. Que haya una caries demasiado profunda que imposibilite la reconstrucción de la pieza dental
4. Si no hay un soporte periodontal suficiente

Existen también supuestos en que la endodoncia no funciona:

1. Si el diente estuvo infectado durante demasiado tiempo
2. Complejidad anatómica que impida el acceso total a la pulpa de la pieza dental
3. Cuando el empaste se desgasta y el diente se infecta de nuevo


Cómo evitar la endodoncia

La mejor forma de evitar una endodoncia o cualquier otro tratamiento odontológico, es la prevención. Una buena dieta, una correcta higiene dental y las revisiones anuales en tu dentista, son la mejor prevención.

Si resides en la zona, nuestros dentistas en las Palmas te pueden ayudar a mantener tu boca y tu dentadura en perfecto estado de salud. No dudes en contactarnos para cualquier revisión o tratamiento que puedas necesitar. En Clínica López Quevedo cuidaremos de tu sonrisa.

0